Consejos

Vivir con poco dinero: ¿Cómo aprovechar al máximo cada centavo?

Que tu salario dure todo un mes puede ser una odisea. Seamos sinceros, por más que lo intentemos, muchas veces ahorrar fuertemente no nos salva de los gastos que pueden ir surgiendo a diario. Pero a pesar de que hay gastos básicos que no podemos pasar por alto, recientemente se ha ido popularizando la idea de vivir con poco dinero. Esto no significa romantizar la pobreza ni nada similar, más bien es aprender a apreciar lo realmente esencial y a considerar aunque sea un poco del “minimalismo” como estilo de vida.

Pero una cosa es decirlo y otra hacerlo, dedicarse a vivir con poco dinero es realmente complicado y más aún en una sociedad que está destinada al consumo masivo. Sin ir tan lejos, yo misma me considero una persona un tanto consumista muchas veces, y estoy segura que muchos compañeros leerán esto y se reirán porque sabemos a ciencia cierta que caemos en la tentación a cada rato. Pero hey, no hay que desesperarse, si es posible aprender a rendir el dinero por más consumista que seas. Confía en lo que digo.

¿Es posible ser feliz sin dinero?

La primera pregunta que todos nos hacemos al momento de conversar sobre dinero ¿Realmente es posible ser feliz sin él? Y para respondértelo de una forma clara: NO, no lo es.

La primera regla para aprender a ahorrar es sincerarte, y para ello es necesario que sepas que no es posible ser feliz sin absolutamente nada de dinero, por más cruel que suene. Y no es por ser materialista, te lo prometo, poco a poco irás comprendiendo en este texto porque afirmo con fuerza que no se puede vivir sin dinero, y no es fácil vivir con poco dinero.

Sin ir tan lejos ¿te parece que las personas que viven bajo extrema pobreza en países como Venezuela (de donde vengo yo), Irán y Nigeria son realmente felices? 

Cabe destacar que otra cosa es quizás la alegría o la actitud con la que afrontas ciertas situaciones, que de hecho muchas personas en extrema pobreza se han adaptado a ello y han podido sobrellevar bien su vida, cosa que es realmente heroica. Pero a la hora de la verdad, los índices de pobreza en muchos países de personas “alegres” suelen ser delicados y puede significar un estilo de vida muy limitado, corto, y tristemente tormentoso para sus habitantes, sobre todo cuando se trata de su salud.

Este tema ya está fuera de contexto con lo que realmente inicié este post, pero mi idea es que te sinceres, y comprendas que no tienes que poner al dinero como enemigo, no creas que “todo en la vida es mejor sin dinero” porque esos “gurús” que te aseguran esa mentalidad están fallando. Es más, es probable que muchos de ellos vivan con más dinero del que tú y yo podríamos ahorrar en 5 años.

La necesidad de renunciar a los caprichos innecesarios

Ahora que ya sabes que el dinero no es el enemigo, te voy a contar cuáles son los villanos dentro de todo este asunto: los caprichos innecesarios.

De hecho, por algo en un comienzo esto lo llamé “vivir con poco dinero”, porque estoy consciente de que no todos tenemos un salario por los cielos que nos abastece todas las necesidades. Es más común que un adulto joven tenga un salario promedio, y que con muchos gastos, termine con menos de lo que esperaba, es decir, poco dinero para su mentalidad.

Y es ahí donde debes tener cuidado con los famosos caprichos. Porque puedes darte tus caprichos de vez en cuando, nadie dice que no, pero el problema es cuando se vuelve algo innecesario y lo vuelves habitual.

De hecho, no creo que esté mal que te des un “capricho innecesario” de vez en cuando como una forma de darle un giro de adrenalina a tu vida, pero repito, el volverlo habitual es el problema.

Créeme, no necesitas ese frappé de Starbucks todas las tardes, o comprar nuevos lentes de sol todos los fines de semana. Si tienes un sueldo ajustado, mide bien lo que vas a comprar para ti, porque debes hacer énfasis en LO QUE NECESITAS, no al contrario, sino, terminarás incómodo al enterarte que ese dinero gastado en vano pudiste invertirlo mejor en cosas que realmente te hacían falta.

Un ejemplo necesario

¿Sabes cuándo esto es muy común? Cuando compramos absolutamente toda la ropa “tendencia” en tiendas como Forever 21 y H&M. No satanizo estas tiendas, mas bien me encantan, pero justamente es preferible comprar en ellas ofertas que realmente sean valiosas para ti y útiles. No es que vayas pensando en devorarte la tienda, porque probablemente en unos años esas tendencias cambien, y otro detalle: la ropa por más linda que sea en estas tiendas, no es de la más alta calidad al ser algo masivo

¿Un consejo ante esto? Ese dinero destinado a 20 piezas en Forever 21, podrías ahorrarlo mejor a comprar solo una pieza que realmente puedas darle uso, y el resto invertirlo en una o dos piezas que sean de alta calidad y buena marca, y que además, también le des buen uso. Sí, suena jalado de los pelos, pero cuando haces cálculos, te das cuenta que efectivamente ese dinero que gastas en tiendas como H&M podrías invertirlo en mejor ropa. No te arrepentirás, te lo prometo.

Disfrutar realmente el dinero

¿Conoces a Marie Kondo? Me imagino que sí, esta japonesa ha revolucionado al mundo con su técnica para la organización. Ella viralizó el famoso pensamiento de “Preserva solo aquello que te cause alegría”, y de ahí parto a lo siguiente: tienes que realmente disfrutar lo que haces con el dinero.

Por eso no hay nada mejor que invertirlo en aquello que de verdad te cause alegría, pero que sea una alegría duradera, no algo impulsivo. Cuando estás lleno de estrés por el trabajo y sientes la ansiedad en cada parte de tu cuerpo, corres de inmediato a comprarte chocolates, por ejemplo… ¿Realmente es necesario? ¿Realmente te causa alegría? 

Probablemente esos chocolates solo sean tu escape para lidiar con el estrés. Ahora bien, si al contrario, respiras hondo, cierras los ojos, y te dedicas a escuchar música para drenarlo bien o incluso preparar un café, el resultado es distinto: Drenaste ese estrés de una forma más calmada y asertiva para tu cuerpo, y lo mejor de todo es que seguro no gastaste nada de dinero.

Aquí es donde además hace un pase leve el famoso minimalismo. Trata de aprovechar todos los mínimos detalles que realmente te hacen feliz, y analiza tu estilo de vida para saber de qué forma puedes invertir el dinero en aquello que realmente sea positivo. 

Aprender a ahorrar

Lo más complicado de este camino tan perverso para muchos: Ahorrar dinero. Es realmente difícil si uno no tiene un ingreso muy elevado, y tiene gastos obligatorios, deudas por aquí, etc. En este punto se vuelve complicado vivir con poco dinero.

Pero lo primero que debes entender es que sí es necesario ahorrar, y de hecho, es más importante AHORRAR que ENDEUDARSE, obviamente. Para que puedas ahorrar de forma eficaz es necesario que primero no te sumes deudas que no hacen falta. Tienes que tener un alto compromiso con tus gastos y estar seguro de que si decides pagar algo por cuotas es porque puedes hacerlo, y no por un simple capricho que luego pueda salirte más caro de lo que esperabas.

¿Un buen truco para poder ahorrar obligatoriamente? Establece un porcentaje mínimo de tus ingresos destinados solo al ahorro, pero que sea un porcentaje realista y acorde a lo que obtienes.

Por ejemplo, si tu ingreso en $ es el equivalente a 500 (esto es solo un ejemplo), entonces puedes proponerte ahorrar un 10%, que sería solo $50. Parece poco, pero ir haciéndolo constantemente te permitirá tener un buen “colchón” para cualquier emergencia. 

Ojo, no soy economista ni experta en esta materia, pero creo que pocos lo somos. Por eso es importante que con estos trucos sencillos tengas una mejor idea de qué hacer.

Aprende a manejar los gastos

Recientemente hice un blogpost para enseñarte a administrar tu dinero con consejos y apps, y creo que es un buen momento para recordarlo porque será bastante útil para fortalecer todo lo que te estoy informando en cuanto a tus gastos.

Ahora bien, te recuerdo que nadie es perfecto y todos hemos pasado por situaciones complicadas monetariamente, y yo estoy incluida. Recientemente no pude postear esta entrada porque tuve miles de problemas que surgieron de la nada y fueron gastos sorpresivos, e incluso uno de ellos me costó la pérdida de una cantidad considerable en $ (no soles, dólares). 

Pero a pesar de ello, la idea es tener siempre un plan B que no nos termine afectando a un punto de morirnos de hambre. De ahí radica la importancia de tener ahorros siempre que sea posible y nunca derrochar el dinero en lo primero que aparezca en nuestro camino.

¿Crees que por eso he dejado de darme gustos? Para nada, ya lo he dicho antes, amo el capitalismo y soy bastante consumista. Solo he tratado de administrar estos gustos, tomando en cuenta por ejemplo:

  • Comprar mis víveres y alimentos en mercados locales
  • Aprovechar ofertas y descuentos de productos al máximo
  • Saber que con un sol en Perú se pueden hacer miles de cosas, y por eso hasta un sándwich he podido comprármelo con un sol.
  • ¿Amas tanto el café como yo? ¡Evita ir a cada rato a sitios como Starbucks! Empieza a preparar el café en casa, es mucho mejor. También puedes aprovechar comprar café en la calle solo en lugares que los ofrecen de máquina porque son más baratos. Haz que el gustito en Starbucks sea algo ocasional para que lo disfrutes más.
  • Haz una lista SIEMPRE de la ropa que realmente necesitas para que solo compres lo necesario.

No te rindas

Tomando en cuenta esto, he podido darme mis gustos sin terminar más apretada de la cuenta. He probado nueva comida, he conocido nuevos lugares, incluso ya he comenzado a viajar un poco más dentro de Perú. Así que ¡ÁNIMOS! que no es imposible vivir con poco dinero, solo requiere responsabilidad.

2 Comments

  • lordvalor

    Muy Acertado tu post, No se trata de querer ser pobres si no de valorar y disfrutar con lo que tenemos, al final no te llevas nada mas que recuerdos. No siempre todo es dinero y demostrar cuanto tenemos materialmente, también se trata de lo que somos internamente y el valor que cada momento tiene para nuestra vida y lo mas importante, el valor que nosotros podamos aportar a los demás. es Agradable estas lecturas y mucho mas de una Paisana en Lima,
    Saludos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza