Apps,  Consejos

Tips para no Odiar las Redes Sociales

¿No hallas qué hacer con tanta gente expresando resentimiento y constantes insultos en Internet? ¿Sientes que esto te agota? Quizás solo necesitas unos cuantos tips para no odiar las redes sociales, y aún así sacarles provecho. Recuerda que estos espacios fueron creados para expresarnos, dejando a un lado tabúes, no para que parezca un ring de boxeo.

Seguro pasas por algo similar a esto: terminas odiando las redes sociales porque no aguantas que la gente solo se dedique a insultar y a querer imponer opiniones. O la clásica, te agota ver que la gente se ofende por todo. Debes considerar que esto no significa que las redes sociales sean el villano del asunto…quizás el verdadero problema sean las personas.

Para que no termines arrancándote los pelos, aquí te dejo mis propios tips, y digo propios porque créeme, yo fui aprendiendo esto con los años.

Analiza qué necesitas realmente de las redes sociales

Hay que estar consciente que las redes sociales no son para todos, pero siempre es útil tener aunque sea un perfil en Facebook. Ahora bien, debes analizar con calma para qué realmente las usas, pues no es lo mismo las redes sociales para un blogger que para un obrero.

Cuando eres capaz de comprender correctamente para qué usas las redes sociales, todo es más fácil. Es decir, se hará más sencillo para ti evitar caer en adicciones innecesarias, sobre todo porque estas adicciones son las que suelen conducir a terminar odiando estos medios.

Jamás he confiado en aquellas personas que odian por completo las redes sociales, porque he comprobado que estas personas suelen tener opiniones muy radicales sobre ciertos tópicos…y por eso no los expresan mucho públicamente. Claro está, creo que todos somos libres de odiar lo que queramos, pero también es necesario tener aunque sea uno de estos medios para poder comunicarnos modernamente, y también es necesario medir muy bien a qué cosas les guardamos rencor.

En conclusión, ningún extremo en este caso es necesario, así que piensa bien cualquier detalle mínimo que quieras compartir en estas redes sociales, para estar seguros de que le darás la utilidad apropiada, y no termines pareciendo un prematuro amargado.

No busques popularidad rápida

Otro gran motivo por el que muchas personas terminan odiando las redes sociales es porque buscan ser populares a toda costa. También está el caso de aquellos que creen que las redes sociales solo se trata de ser popular, y nada más alejado de la realidad.

Estos medios no tuvieron un propósito más allá que el de compartir tu mundo, tus ideas, tus gustos, tus anécdotas, etc. Por lo que, no te frustres y empieces a adentrarte a usarlas solo para buscar “popularidad”

Puede pasar que estás en proceso de convertirte en Social Media Manager o algo similar, y es común que para agarrar experiencia quieras ganar reconocimiento en las RRSS rápido…pero no es lo recomendable. Una persona puede ser experta en una materia sin necesidad de ser un youtuber con 3 millones de subscriptores. Te lo pongo así, miles de empresas son reconocidas en todo el mundo, y muchas veces esto se debe en parte a cómo manejan sus redes, y claramente hay empleados dedicados a esos. Estos empleados pueden ser excelentes en estas áreas sin necesidad de ser “influencers”.

A lo que voy es que si un emprendador en la parte social del desarrollo web no necesita ser popular a juro, entonces tampoco es necesidad para alguien que solo buscar dispersarse un poco. Ahora bien, puede pasar que tu motivo para tener una red social sea ganar popularidad, y bueno, eso no es malo. Lo que sucede es que debes entender que este proceso no es automático, no es de ya para ya, es algo lento y que requiere su tiempo.

En fin, no te frustres y te hagas la vida imposible solo por ser popular en redes sociales, sino serás otro de los tantos que ya odian apps como Instagram.

Evita dar comentarios controversiales si no sabes las consecuencias

Este punto es sumamente importante, porque hasta yo he fallado con esto. Si quieres evitar que te acosen o te insulten hasta decir basta, es importante tener cuidado a la hora de opinar controversialmente.

Estos temas controversiales actualmente son muchísimos, que van desde el feminismo, hasta las violaciones, las razas, la comunidad LGBT, el aborto, la Iglesia, etc. No te digo que nunca comentes de esto, porque ¡Hey! yo lo hago constantemente, es simplemente que estés advertido. Si vas a comentar sobre estos temas y sabes que podría ser algo controversial, tienes que abstenerte a las consecuencias.

Estas consecuencias pueden ir desde miles de personas insultándote, hasta incluso baneo de cuentas…pero para que pase esto último tienes que abogar muy fuertemente por algún tipo de odio o romper las reglas que suelen ofrecer las redes sociales. Por si acaso, siempre es mejor informarse, así que te recomiendo también que te informes bastante sobre estas reglas para cada red social.

No te tomes todo a pecho en las redes sociales

Es esencial que jamás te tomes a pecho todo lo que dicen en estas redes. Si empiezas a creer absolutamente todo lo que lees, va a ser una pesadilla. Muchas veces la gente utiliza bastante un lenguaje sarcástico, o a veces está haciendo algún experimento social, y es ahí donde debes ser inteligente. No tienes idea de lo ridículo que suele verse para muchos una persona que siempre se toma todo tuit, post o publicación en Facebook en serio, pues claramente deja al descubierto que esa persona no es muy analítica a la hora de usar las redes sociales.

Por ese motivo lo mejor es siempre revisar bien lo que se lee antes de comentar. Al fin y al cabo, a menos que realmente te sientas en amenaza, no deberías sentir que todo lo que se hace y dice en Internet es siempre real.

Y por lo que más quieras, no creas que absolutamente todo en internet está hecho para ofender. Las redes sociales son medios de comunicación y muchas veces la gente aprovecha para hacer alguna broma o algo sin malas intenciones, además que suele ser obvio cuando se busca la ofensa y cuando no. Por lo tanto, no creas que siempre se busca la ofensa.

Recuerda bien esto: que algo te “ofenda”, no quiere decir que tengas la razón.

No te auto censures: Exprésate sin temor en las redes sociales

Si has tomado en cuenta todo lo anterior mencionado, entonces lo principal que te puedo aconsejar ahora es ¡No tengas miedo! ¡No te censures! Si tus opiniones no están llenas de odio y resentimiento, y además estás consciente de lo que puedan ocasionar, entonces eres libre de expresarte sin que nadie te detenga. En la actualidad parece ser un boom querer censurar a cualquier por pensar diferente, pero esa no debería ser alternativa.

En esta era en la que parece ser necesario victimarse para “ser popular”, lo mejor es mantenerse apegado a lo auténtico.  Por eso mismo no podemos permitir que nos impongan ideas solo por seguir la corriente de lo “políticamente correcto”. Es cierto que todo tiene su límite. Que aún hay cosas por mejorar actualmente, sobre todo en las redes sociales, pero no por eso hay que caer en lo radical y censurar cualquier tontería.

Por eso, mi principal consejo para que no odies las redes sociales ese ese, no te calles, no te censures, no temas hablar, siempre, SIEMPRE habrá gente inteligente dispuesta a escucharte y a debatir.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza