Skincare

Una rutina de skincare nocturna en 5 minutos

Como buena amante del skincare, creo que es esencial darle mucho cariño al rostro en la noche. Ten en cuenta que mientras duermes, tu piel se regenera con mayor facilidad, lo que te permite despertarte con una piel sana y fresca. Aunque esto solo es posible si tienes una buena rutina de cuidado facial, de lo contrario es poco probable que sientas tu cara “fresca como una lechuga”.

La buena noticia es que armar una rutina de skincare nocturna no es difícil, y tampoco requiere que te pases media hora en el baño. Es más, soy partidaria del “menos es más”, así que pon atención a estas recomendaciones para que puedas consentir tu rostro en pocos minutos y con los productos realmente necesarios para ello. 

Paso 1: Hablemos de la limpieza doble o double cleansing

Si algo mantengo con fuerza en mi rutina de cuidado facial es la inspiración coreana. Las surcoreanas me enseñaron mucho sobre el skincare, además que los productos cosméticos de ese país son espectaculares.

De ahí aprendí que es recomendable hacer un double-cleansing o limpieza doble en tu rostro, para así asegurarte de que no quede ningún residuo de maquillaje o suciedad que a la larga empeore la salud de tu cara. 

El double-cleansing no es nada complicado, sobre todo si utilizas los productos adecuados. Te lo voy a demostrar a continuación.

Remueve el maquillaje o la suciedad con cuidado

Si crees que solo tienes que lavarte bien la cara cuando te maquillas pues…lamento decirte que no es así. Hay que lavarse el rostro todos los días, sin excepción, incluso si no te maquillas. Este paso es clave en cualquier rutina de skincare nocturna.

Antes de utilizar el limpiador del rostro o “jabón facial”, yo prefiero remover todo el maquillaje con cuidado. Si no usé maquillaje, igual remuevo la suciedad que se haya acumulado en el día o los restos del bloqueador solar. Para ello utilizo un agua miscelar.

En estos momentos estoy usando una de Nivea con agua de rosas que remueve bastante bien todo maquillaje, aunque deja un sensación un poco oleosa. De todas formas, para este paso también puedes usar un bálsamo limpiador o un desmaquillante bifásico.

Recuerda escoger el más adecuado para tu piel, así no tendrás que pasar más de un minuto removiendo todo el maquillaje. 

Mis productos para double-cleansing

Lava tu rostro con un limpiador gentil

Una vez hayas removido maquillaje y suciedad, toca lavar tu cara con un limpiador gentil. Sé que parece tentador utilizar un jabón que huela delicioso y que bote mucha espuma, pero al usar jabones así, estás tratando tu rostro de forma agresiva.

Siendo honesta, llevo muchos años utilizando jabones gentiles debido a la recomendación que me dio mi dermatólogo de confianza en Venezuela. Desde entonces, siempre he sentido mi piel suave y para nada reseca.

Ten cuidado con lo que usas para lavar el rostro, la idea es tratarlo con mucha suavidad, y por eso muchos especialistas insisten en usar jabones adecuados a tu tipo de piel, que sean muy suaves, sin botar mucha espuma.

Actualmente utilizo el Gel Limpiador Biretix, ideal para pieles mixtas y pro-acné, y que tiene factor hidratante. Aún así, hay otras opciones gentiles bastante recomendadas como el Cetaphil en gel o los limpiadores de Cerave. No olvides acudir a un dermatólogo ante cualquier duda.

Conoce estos mitos y realidades del skincare


Paso 2: Tonifica la piel solo si es necesario

En todos lados vas a ver que luego de limpiar tu piel, es obligatorio tonificarla, pero ¿adivina qué? no lo es. De hecho, varios dermatólogos aseguran que si utilizas el limpiador apropiado para tu tipo de piel, no habría por qué utilizar un tónico, pues no se estaría alterando el pH balanceado de tu rostro. 

En pocas palabras, haz esto solo si lo crees necesario o si te gusta darte una rutina de skincare nocturna bastante completa. Aún así, como la idea en muchos casos es ahorrar tiempo, ya sabes que puedes omitirte este paso con gusto.

Por mi lado, yo no utilizo un tónico en sí porque el limpiador que uso no altera mi pH y además ya tiene factor hidratante. Por eso prefiero usar solo un poco de agua termal de Avène, que funciona similar a un tónico, solo que sin ningún químico. 

Esta agua termal la uso para refrescar mi rostro y mantenerlo húmedo para pasar al siguiente paso. Como su formato es en spray, no me toma ni 10 segundos usarla en mi cara.

Paso 3: Trata tu piel con sérum

Mientras vas envejeciendo, tu piel va perdiendo elasticidad, y por ese motivo resulta importante usar un sérum. Yo admito que no utilizaba ninguno hasta hace apenas unos meses.

El sérum es en realidad algo opcional si tienes menos de 30 años porque en los 20 la piel todavía se regenera con facilidad. Después de los 30 empieza a perder sus propiedades a un paso lento dependiendo de cómo la cuides. Entonces, el uso del sérum quizás ni te haga falta si tienes menos de 25 años.

Varios especialistas recomiendan usar al menos un sérum para atacar algún problema en específico pasado los 30, o incluso los 25. Si lo puedes hacer luego de los 25 años, no hay problema. 

Entre los sérums que puedes usar están:

  • Sérum de ácido hialurónico, para darle un extra de hidratación y elasticidad al rostro.
  • Sérum de Vitamina C, para tratar pigmentaciones en el rostro.
  • Sérum con Retinol, el más potente como anti-edad, aunque hay que usarlo con cuidado.

Por mi lado solo uso un sérum muy ligero de ácido hialurónico que conseguí en Todomoda. Para ser low cost, es bastante útil en la rutina de skincare nocturna, sobre todo si eres pionera en este tema. 

Para usarlo bastará esparcir 3 gotitas en tus manos y de ahí presionar con pequeños masajes en el rostro. Esto solo debería tomarte unos 30 segundos, o máximo un minuto.

Paso 4: Hidratar, hidratar, hidratar

Este es el último paso, pero para mi es el segundo más importante luego de la limpieza. Puedes fácilmente pasar del limpiador al hidratante en tu rutina de skincare nocturna y no habría problema.

Sin duda alguna hidratar la piel es súper importante. Es la clave para que esta se regenere sin problema mientras duermes. Para ello, utiliza un hidratante acorde a tu tipo de piel. 

Llevo más de 2 años usando la crema hidratante Sensitive+ de Pond’s que para mi es la mejor crema low cost para pieles sensibles. Su textura es muy ligera, se absorbe rápido, no tiene aroma y tampoco es comodogénica.

Aún así, para este verano empezaré a usar el gel de aloe vera de Holika Holika por ser más refrescante y también tener muchos ingredientes hidratantes y sanadores. 

Te recomiendo siempre tomar este paso con cautela y acudir a un dermatólogo si tienes dudas. 

Extra: Un bálsamo labial o contorno de ojos no está de más. 

El uso de un contorno de ojos o un bálsamo labial es algo opcional, pues tampoco es obligatorio. Si tienes una buena crema para toda la cara, debería servir también para el área de los ojos.

Aún así, yo utilizo de vez en cuando el contorno de ojos Hydro Boost de Neutrogena, sobre todo si he tenido un día atareado y siento los ojos muy pesados.

Puedes conocer más sobre el contorno de ojos Hydro Boost de Neutrogena aquí.

El bálsamo labial si es fundamental para mi porque se me resecan los labios con facilidad, y en ese caso puedo usar desde vaselina hasta el Bálsamo Cicaplast (Baume 5) de La Roche-Posay si tengo los labios muy agrietados.

¡Eso sería todo para armar tu rutina de skincare nocturna en menos de 5 minutos! Como habrás notado, lo esencial en realidad es la limpieza y la hidratación, asi que no te mortifiques con comprar miles de productos para tu rostro si no te hace falta.

Solo recuerda siempre acudir a un especialista de confianza si tienes dudas, ellos son los más indicados para ayudarte. 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza