Skincare

Rutina de skincare básica: Una guía personalizada para cuidar tu piel

¿Recién te adentraste en el mundo del skincare y no sabes dónde empezar? Don’t worry, te entiendo, y te voy a ayudar.

Para nadie es secreto que cuidar la piel es fundamental si queremos mantenerla sana y radiante. Por eso he armado esta guía para armar tu rutina de skincare básica y así te informes bien antes de adentrarte en este mundo.

En esta guía, te daré los pasos básicos para armar una rutina de skincare personalizada y efectiva acorde a tus necesidades.

Identifica tu tipo de piel

Identificar tu tipo de piel es fácil. Solo necesitas seguir estos pasos:

  1. Lávate la cara: Empieza limpiando tu cara con un limpiador suave para eliminar cualquier residuo de maquillaje o suciedad.
  2. Espera una hora: Deja que tu piel repose por aproximadamente una hora, sin aplicar ningún producto.
  3. Observa tu piel: Ahora, mírate al espejo y presta atención a cómo se ve y se siente tu piel.
  4. Pregunta a ti misma/o: Hazte estas preguntas: ¿Tiene aspecto brillante y graso en general? ¿Se siente tirante y seca? ¿O tal vez tiene algunas zonas grasas y otras secas? ¿Notas alguna irritación o enrojecimiento?

Tipos de piel

Ahora, clasifiquemos tu piel en uno de los tipos más comunes:

  • Piel grasa: Si tu rostro se ve brillante en general y tiene poros dilatados, es probable que tengas piel grasa.
  • Piel seca: Si sientes la piel tirante y puedes notar escamas o parches secos, lo más probable es que tengas piel seca.
  • Piel mixta: Si tienes áreas grasas, como la zona T (frente, nariz, mentón), pero otras áreas secas, es probable que tengas piel mixta.
  • Piel normal: Si tu piel luce equilibrada, sin exceso de brillo ni sequedad, ¡felicidades! Tienes piel normal.
  • Piel sensible: Si experimentas irritación, enrojecimiento o picazón con facilidad, es probable que tengas piel sensible.

¡OJO! La sensibilidad en la piel es más una condición que un tipo, por lo que puedes tener piel sensible y seca, mixta, o grasa a la vez. Ante cualquier duda, siempre puedes preguntarle a tu dermatólogo.

Recuerda que el tipo de piel puede cambiar con el tiempo, así que siempre es útil prestar atención a las necesidades cambiantes de tu piel y ajustar tu rutina cuando sea necesario.

Friendly reminder: ¡Cuidar tu piel es una manera fantástica de mimarte a ti misma/o! 😊

Ahora sí, comencemos con los pasos esenciales para tu rutina de skincare básica.



Paso 1: Limpieza Facial

El primer paso en cualquier rutina de skincare es la limpieza facial. Limpia tu piel suavemente con un limpiador facial para eliminar el maquillaje, la suciedad y el exceso de aceite. Si tienes piel seca, busca un limpiador suave y sin fragancia. Si tienes piel grasa, busca un limpiador con ácido salicílico para ayudar a eliminar el exceso de aceite.

Acá también tienes la opción de hacer doble limpieza, es decir, usar primero un bálsamo limpiador o agua micelar y luego un limpiador en crema o espumoso.

Paso 2: Hidratación

Después de la limpieza, es importante hidratar la piel para mantenerla suave y flexible. Busca una crema hidratante que se adapte a tu tipo de piel. Si tienes piel seca, busca una crema hidratante rica y cremosa. Si tienes piel grasa, busca una crema hidratante ligera y sin aceite.

Esto es ESENCIAL para equilibrar la barrera protectora de tu piel y mantenerla tersa por más tiempo. Mientras tengas al menos una crema facial hidratante, todo estará en orden.

Tienes la opción de agregar un sérum antes de la crema, pero acá nos estamos enfocando en una rutina de skincare básica, así que el sérum no es obligatorio.

Paso 3: Bloqueador Solar

Este paso va para tu rutina de skincare de día y es el más importante de todos. NUNCA OLVIDES EL PROTECTOR SOLAR, incluso si estás dentro de tu casa y el día está nublado. La única forma de no usarlo es estando en la casa con cortinas y ventanas cerradas, luces apagadas, sin nada de sol y sin siquiera usar una laptop o celular…y eso lo veo bastante difícil.

Por eso insisto en que no te olvides del protector solar. Es esencial para evitar el envejecimiento prematuro y cualquier otro daño en tu rostro.



Tratamientos Adicionales

Si tienes problemas específicos de la piel, como acné o manchas oscuras, puedes agregar tratamientos adicionales a tu rutina de skincare. Por ejemplo, si tienes acné, busca productos con peróxido de benzoilo o ácido salicílico para ayudar a combatir las imperfecciones. Si tienes manchas oscuras, busca productos con vitamina C o ácido kójico para ayudar a aclarar la piel.

De todas maneras, ante dudas sobre qué otros productos usar, lo mejor es acudir al derma, es el profesional de confianza.

¡Ya está lista tu rutina de skincare básica!

Siguiendo estos pasos básicos, puedes armar una rutina de skincare personalizada que se adapte a las necesidades de tu piel. Recuerda que la consistencia es la clave para ver resultados duraderos. Dedica unos minutos cada día para cuidar tu piel y pronto verás una piel sana y radiante. ¡Empieza hoy mismo!

¡No olvides compartir! 🙂

Notice: Undefined index: sfsi_riaIcon_order in /srv/users/denisse/apps/denidarko-com/public/wp-content/plugins/ultimate-social-media-icons/libs/controllers/sfsi_frontpopUp.php on line 165

Notice: Undefined index: sfsi_inhaIcon_order in /srv/users/denisse/apps/denidarko-com/public/wp-content/plugins/ultimate-social-media-icons/libs/controllers/sfsi_frontpopUp.php on line 166

Notice: Undefined index: sfsi_inha_display in /srv/users/denisse/apps/denidarko-com/public/wp-content/plugins/ultimate-social-media-icons/libs/controllers/sfsi_frontpopUp.php on line 252
error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza