Opiniones Desenfrenadas

Que la cuarentena por Coronavirus no desorganice tu tiempo

Planificar un horario puede ser algo complicado para algunos, sobre todo si ya se establece un patrón y de la nada toca hacerle un cambio drástico por situaciones difíciles de controlar. Tal es el caso de la cuarentena por coronavirus, que puede obligarte a modificar bastante tus hábitos. Aún así, quiero demostrarte que esto no es tarea imposible, solo necesitas algunos consejos útiles para poder acomodar mejor tu horario para estos días. 

El aislamiento no debería hacer que perdieras la cabeza con tu tiempo.

Es normal que durante un aislamiento obligatorio sientas que tendrás tiempo de sobra y podrás hacer mil cosas, pero al mismo tiempo no te sientas muy motivado porque es algo obligatorio. No es lo mismo tener tiempo para uno por voluntad propia, a que sea algo impuesto por un problema de salud colectiva y que ha afectado a miles de personas en todo el mundo. De hecho, lo grave de este tema ha sido que a muchos también les ha afectado económicamente y por eso hay desesperación en querer trabajar más estando en casa. 

Pero, esa desesperación es lo que hay que evitar. En este artículo te daré varias recomendaciones para que tu horario no sea caótico y puedas dedicarle el tiempo necesario a todo.

Planifica tu día por segmento más que por horas

Si eres de esas personas que está acostumbrada a guiarse por un horario rígido con horas específicas para cada cosa, no hay problema. Lo complicado está en que ante una cuarentena por coronavirus, tu horario puede modificarse un poco por varios factores, incluyendo que si trabajas en oficina, es muy probable que te toque teletrabajo y no tendrás que usar transporte, por ejemplo.  

Por ese motivo, si tienes la costumbre del horario rígido, quizás sea momento de ser flexible y dividirlo mejor por segmentos. Para que lo entiendas mejor, se basa en arreglar tus rutinas considerando los tres segmentos del día: mañana, tarde y noche. 


En este enlace puedes aprender a organizar tu tiempo siendo adulto


Partiendo de estos segmentos, puedes empezar a dividirlo en horas o como prefieras. Es mejor comenzar con estos tres segmentos para que no te obsesiones en hacer todo en horas específicas, sino más bien, en partes del día acorde a la cantidad de tareas que tienes por realizar.

¡Ah! Otro detalle. Si eres una persona muy ansiosa o que se estresa fácil, es recomendable que solo te dividas por segmentos y poco a poco vayas agregando un promedio en cuanto a las horas que le dedicas a cada cosa. En tu caso, es mejor evitar horarios extremadamente rígidos porque pueden causar más estrés. De todas formas, en un par de semanas haré otro post detallando este tema de los horarios, pero prefiero darte esta recomendación de una vez ante la situación que estamos viviendo.

Las horas pueden ser flexibles

Como continuación del punto anterior, es importante que tus horas sean flexibles para cada actividad. Evita caer en lo estricto en cuanto al horario. En vez de pensar “debo despertarme a las 6:00 a.m. a juro porque sino se me arruina el día”, podrías cambiarlo por algo más flexible como “podría despertarme entre 6:00 y 6:30 a.m. para poder hacer todo con calma”. 

En pocas palabras, trata de programar tu día con flexibilidad, acorde a tus actividades diarias y dándole el tiempo adecuado a cada cosa para que no te obsesiones con cada minuto que pase, pues eso podría ser muy dañino para ti.

Ayúdate con una agenda para que sea más sencillo organizar tus labores.

Como consejo extra para que puedas disfrutar mejor tu horario, es importante que acompañes estos días de cuarentena por coronavirus con algunas técnicas de relajación y mindfulness. Con estas herramientas, podrás evitar caer en estrés o ansiedad constante, sobre todo si estabas acostumbrado a compartir con muchas personas en tu horario habitual o si simplemente te gustaba caminar en algún momento y ahora no puedes hacerlo. 

Técnicas de relajación en aislamiento:

Estas son algunas técnicas que te pueden servir para disfrutar mejor tu espacio a solas durante la cuarentena por coronavirus, y que además son perfectas para programar mejor tu día sin sentir presión:

  • Mindfulness: Aunque este tema es más extenso de lo que crees, igual puedo decirte que hay varios lugares para encontrar ejercicios de mindfulness, como por ejemplo algunos videos en Youtube. De todas formas, el ejercicio básico de mindfulness es la concentración en tu respiración con los ojos cerrados y sin enfocarte en nada más. Puedes practicar esto al menos un par de veces al día.
  • Meditación: La meditación va de la mano con el mindfulness pero no son lo mismo. En el caso de la meditación es esencial entrar en un estado de relajación, lo cual puedes lograr primero con un poco de mindfulness. De nuevo, un par de veces al día meditando te puede ayudar bastante en esta rutina de aislamiento.
  • Tea Time o Coffee Break: Aprovecha estos días en casa para dedicarte unos 15 minutos al día a “tomar el té” o darte un coffee break. Es un pequeño receso que puedes darte entre las 4:00 y 6:00 p.m para así finalizar bien tu jornada laboral o continuarla con mayor energía. 
  • Unos minutos para observar la tranquilidad por la ventana: También puedes dedicar unos minutos de tu día a admirar la tranquilidad por la ventana. Esta táctica para nada indica que se romantice la situación, solo es algo útil para que puedas respirar hondo y relajarte por unos minutos.

En la cuarentena por coronavirus hay que darse tiempo para uno mismo.

Estar en aislamiento obligatorio no debería significar que sigamos dedicándole tiempo a todo menos a nosotros mismos, incluso si toca hacer teletrabajo. Es crucial que en estos días también tengas tiempo para ti mismo como cualquier otra época del año. Para ello, mientras organizas tu horario tomando en cuenta tus quehaceres, no dejes de lado dedicarle tiempo a tus hobbies, a tu alimentación, a hacer ejercicio e incluso a descansar como es debido.


Aprende a disfrutar tus hobbies sin estrés


Analiza con atención todo el tiempo que tienes a disposición y de ahí utiliza varias horas para ti. Recuerda que darte tu tiempo no es desperdiciarlo, al contrario, es también aprovecharlo al máximo para que mejores tu calidad de vida. 

No descuides tu alimentación 

Recuerda que estar en cuarentena por coronavirus no significa que vayas a comer cualquier cosa que haya por ahí y además, comas a deshoras. Si bien es complicado salir a comprar como de costumbre, es esencial que planifiques bien tus comidas, sobre todo porque debes aprender a vivir con poco en estos días. Para ello, solamente haz una lista pequeña de lo básico para armar buenas comidas, como puede ser: arroz, pan, frutas, legumbres, vegetales, etc. 

No olvides darte un gusto sencillo de vez en cuando, puede ser a la hora del coffee break. Con un chocolate o un café puede ser más que suficiente.

Por obvias razones, es casi imposible armar un plan de alimentación súper balanceado como de costumbre, pero repito, sí es posible comer lo mejor que se pueda sin que sea mala alimentación y además comer a tus horas. Recuerda que la alimentación es clave para ser productivo en estos días y seguir teniendo un estilo de vida un poco estable (incluso sin ser el mejor).

No te obsesiones con lo que debes hacer

Como un último consejo para organizar mejor tu tiempo durante la cuarentena por coronavirus, recuerda no obsesionarte con lo que tengas que hacer. 

Te ofrecí unos cuantos consejos para mejorar tu organización, y aún así insisto en que lo mejor que puedes hacer es no enloquecer por querer hacer todo a la vez. No subestimes el descanso y el pasar unos minutos viendo memes. Aprovecha estos días para también darle a tu cuerpo un reposo mientras se pueda. 

No te mortifiques si no puedes hacer algo en determinado día, puedes hacerlo después.

Si te obsesionas con un listado de tareas, lo más probable es que termines con mayor estrés y ansiedad. Y si sumado a ello, decides mirar a cada rato noticias del coronavirus, entonces imagínate, no podrás dormir en lo absoluto. Así que a partir de ahora, haz todo con calma y trata de planificar tus tareas como se te haga más cómodo sin que sea algo rígido y que te genere presión.

Ten por seguro que tanto tú como yo podremos salir de esta, porque han habido peores cuarentenas en el pasado, así que ¡Ánimos! 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza