Favs

Conozcan a mi gato Benito

Benito Bodoque

Llevaba mucho tiempo sin publicar algo, esto debido a un proyecto que tenía en mente y rápidamente se esfumó, pues mis esperanzas se apagaron con una profesora. Para resumirles la historia, y no aburrirles con una anécdota nada feliz, yo decidí ver una materia optativa en la universidad relacionada a la Web 2.0, con la esperanza de recibir ayuda con el blog. Lamentablemente la profesora que me inculcó la materia no tenía la mejor pedagogía para este tema, y terminé igual o peor que antes, pues pensaba comenzar mi blog en WordPress, y al final todo fue un fracaso (a pesar de que mi plantilla estaba muy linda y todo). De tanto alargar mi “esperanza” de tener una mejora en el blog, no pude publicar nada, y por eso siento que todo fue peor. En fin, ya me alejé de esas expectativas que al menos en este país no son confiables, y decidí seguir todo por mi cuenta, con la ayuda de verdaderos profesionales en lo posible.

Ahora si, les cuento que yo, una persona que siempre se ha considerado amante de los felinos, sobre todo los gatos, finalmente adopté uno en noviembre de 2015. Lo llamé Benito (Benito Bodoque), como el compañero de Don Gato, créanme que fue algo complicado ponerle el nombre, pues es la primera vez que decido YO misma adoptar un animalito, y por eso tenía que estar segura del nombre que le daría.

Si supieran todos los años que anhelé tener un gato. No podía mayormente porque ya teníamos una mascota en casa y era difícil mantenerla con un gato. Pero luego de un tiempo, decidí darle la idea a mi familia, y luego de tanta insistencia, aceptaron que adoptara uno.

Cabe destacar que fue algo un poco complicado, porque aún tengo recuerdos de mi anterior mascota, que quise y todavía quiero mucho, pues estuvo conmigo por 13 años. Era una perrita muy adorable (Basset Hound), y falleció hace un año. Eso me pegó muchísimo, pero luego de unos meses fue que agarré fuerzas para adoptar al pequeño Benito.

Ese domingo habían muchos gatos para adoptar, fue en una jornada de Misión Nevado. Recuerdo que mi mamá insistía en querer un siamés o un gato negro, y confieso que me parecía atractiva la idea, aunque la verdad yo solo quería un gato jajajaja, no me interesaba mucho su raza. Pero luego de tantas vueltas, mi mamá se fijó en un gatito peludo que estaba montado en el hombro de un chico, un gatito con cara de sueño y un lazo rojo en su cuello. Yo me acerqué por curiosidad y efectivamente el chico dijo que si estaba en adopción. A los pocos minutos una chica muy gentil me habló del gatito y me dio muchos consejos al respecto, es más, en menos de 5 minutos me dio al gatito para que yo lo tuviese en mi hombro. Fue ese el momento en el que me encariñé.

Decidimos adoptarlo y desde entonces ha sido toda una montaña rusa la crianza del pequeño, sobre todo para mi, que soy muy detallista con mis metas y acciones. Muchas veces mi novio me comentó que dejara de pensar tanto en todo, en la comida, en el baño, en la caja de arena, en su camita, en TODO, me comentaba que estaba bien preocuparse, pero que fuera poco a poco, sino, me iba a estresar. Decidí comprarle todo poco a poco y dedicarme a criarlo de la mejor manera posible, aquí es donde comento que eso es lo más complicado, pero que siempre vale la pena.

Benito ya tiene 6 meses y está grande y bastante peludo, sobre todo con su cola, es un gato muy juguetón, algo inquieto, pero a pesar de todo bastante tranquilo(al menos la mayoría del tiempo), también tiene sus momentos de cariño(sobre todo al despertarse o luego de una siesta). Ah, claramente es algo comelón, y ahora es un gato travieso en sus momentos porque tiene un hermanito (así le llamamos a un perrito salchicha que adoptamos entre todos, eso será en otro post ;D), pero debo confesar que me siento muy feliz de haberlo adoptado, sin importar las veces que me rasguñó sin querer o que se portó mal y tumbó algo (si, esas veces me molestaba bastante), a pesar de todo eso es una mascota muy querida, pues es como mi hijo y por esa razón le tengo un cariño enorme y espero que dure muchos años conmigo.

Si, mi post fue algo emotivo, pero era necesario comentar esto al respecto, siempre es bueno hablar de lo que más queremos.

En el próximo post les hablaré un poco sobre el cuidado de mi gato, para así darles consejos referentes al cuidado de nuestros amigos felinos. ¡Estén pendientes!

Share & Like!

One Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza