Consejos,  Mi Vida Como Emigrante

Aprende a trabajar como freelancer en Perú

A veces tener un trabajo fijo puede ser una pesadilla, sobre todo si vives lejos de tu oficina. Es normal que por eso más de uno considere la opción de dedicarse a ser freelancer y dejar de trabajar como empleado fijo. De hecho, en promedio, la mayoría de las personas deciden trabajar como freelance solo como un caso extremo y de última opción por necesidad, sin pensar en todas las ventajas que ofrecen. Por eso, es importante comprender primero cómo se maneja este mercado en el país en el que vives, y luego adentrarte a él.

En Perú, este tema de ser freelancer lleva poco tiempo surgiendo. De hecho, decidí hablar al respecto porque para comenzar, soy extranjera, a pesar de tener la nacionalidad peruana. Lo otro, es que a lo que me dedico puede ser muy ventajoso realizándose desde casa, y debido mi experiencia personal, aprendí mucho al respecto y me pareció importante explicarles de la mejor forma posible para que no se lleven un chasco al dedicarse a trabajar así en este país.

Necesitas contar con los materiales necesarios

Si ya estás decidido a comenzar en este asunto, deberías saber primero que es sumamente necesario contar con todo lo necesario para que puedas trabajar tranquilamente. En líneas generales, necesitas invertir.

Debes pensar que esta inversión es positiva porque se hace para que justamente puedas realizar tu trabajo de forma exitosa. Lo básico es obviamente una computadora, de ser posible laptop para poder llevarla a donde desees. Los requerimientos mínimos de la computadora ya dependerá de a qué te quieras dedicar, pues no es lo mismo ser redactor freelance que ser diseñador web, por mencionar algo.

Y recuerda que no es solo computadora y ya. Necesitas accesorios para complementar tu trabajo, más allá de un mouse. Puedes necesitar un disco duro externo, audífonos especiales, libretas, etc. Si en tu caso te dedicas a la fotografía, los materiales son más caros, pero probablemente eso sea algo que ya sabías, aunque es importante resaltar que en este post nos enfocaremos más en los freelancers digitales.

Es esencial tener tu curriculum y portafolio actualizado

No puedes esperar adentrarte en este mundo sin una presentación clara de lo que haces. Como en cualquier trabajo, debes tener tu CV actualizado correctamente acorde a lo que vayas a dedicarte, y este debe ir acompañado sí o sí de un buen portafolio.

El diseño es importantísimo si vas a promocionarte como un artista en el área gráfica, ya sea como diseñador o ilustrador, pero nunca dejes de lado el contenido del mismo.

Es esencial que le des prioridad al contenido del CV, a lo que haces, a tus talentos, a tus capacidades. En el caso tal de que no seas diseñador, puedes usar más a tu favor usando algo bastante minimalista pero limpio y atractivo, mientras compones de buena forma el contenido.

¿No sabes si ponerle foto? La verdad, es recomendable solo para que reconozcan tu rostro, sobre todo porque probablemente casi nunca veas a tus clientes. Aún así, no es prioridad, pero de hacerlo, escoge una foto profesional y decente, nada sacado de Facebook.

En cuanto al portafolio, no olvides proveer buenos ejemplos de tu trabajo con links bien elaborados si es necesario, esto es un detalle útil en estos casos.

No olvides usar un correo serio

Claramente no puedes promover tus servicios como freelancer si posees un correo como “[email protected]” , así que encárgate de crear un correo profesional o al menos con un nombre profesional para que puedan tomarte en serio.

Recuerda que el correo es una herramienta NECESARIA en lo absoluto para estos trabajos, así que aprovéchala sabiamente.

Los portales freelance serán tus aliados

No puedes ser freelancer sin contar con un portal que realmente te ayude a despegar en este campo, y sí, hay miles, pero pocos son los que realmente valen la pena.

En realidad esto también dependerá de tus preferencias, pero los que yo recomiendo son Upwork y Workana, pues fue en estos dos que de alguna forma comencé a obtener clientes -sobre todo Upwork– y empecé a notar la diferencia trabajando como freelancer.

También puedes contar con guías web que te ayuden a desarrollarte mejor como freelance. Hay varios portales web que se encargan de proveer estas guías y ayudarte a obtener éxito en todos tus proyectos, como es el caso de Toptal con esta guía freelance que te indica paso a paso lo necesario para ser un pro con este método de trabajo. Cabe destacar que la guía está en inglés, aunque es sencilla de entender. Recuerda que muchos de estos materiales están en ese idioma.

Los contactos también marcan diferencia

Todo es cuestión de contactos, por más que duela admitirlo. Aprendí a las duras en este medio que es necesario soltar un poco la timidez y la introversión, pues es necesario que hagas contactos confiables para poder darte a conocer como freelancer.

Si no eres sociable puede que esto se te haga difícil, pero calma, que si yo siendo una persona bastante introvertida y socially awkward hablando con la gente, pude darme a conocer al menos un poco y hacer mi red de contactos, también puedes.

Y recuerda que no es solo hacer esto face to face, también es esencial que lo hagas por redes sociales, y creo que es hasta más importante hacerlo ahí, pero inteligentemente. Actualiza tu perfil de LinkedIn y mantén pulcritud y seriedad en los medios que uses exclusivamente para tu trabajo.

Enfócate en tu comodidad y tus habilidades

Olvídate de ser un “todero” y querer hacer miles de cosas al mismo tiempo. No hay nada de malo en aprender nuevas habilidades con el tiempo si quieres desarrollar tu ámbito laboral, pero tampoco la idea es que ofrezcas hacer de todo por un valor que no tiene sentido.

Para tener verdadero éxito en este campo, necesitas enfocarte en lo que realmente sabes, en lo que dominas y te sientes cómodo. Si eres redactor web y esa es tu especialidad, no puedes venderte como un programador, a menos que también te desempeñes en esa área, pero debes estar consciente que eso significaría un mayor presupuesto para los clientes con los que trabajes.

Lo cierto es que es mejor ser honesto y enfocarse en una o dos habilidades en las que realmente seas bueno y propongas un presupuesto que seguramente podrán pagarte, a enfocarte en 5 o 6 y que exijas una paga muy alta que seguramente ahuyentará a los potenciales clientes.

Trabajar como freelance en Perú puede ser un reto

En el tiempo que llevo en este país (Perú) me di cuenta que no es fácil surgir como freelancer, pero tampoco es imposible.

El reto en este país se da porque muchos supuestos “freelancers” no están conscientes de sus verdaderas labores y de cómo funciona este trabajo. De hecho, es muy común que hayan freelancers que hagan hasta más de 7 tareas y exijan una paga debajo de lo recomendado. Para variar, casi siempre estas labores terminan siendo mediocres porque claramente no le dedican el tiempo necesario a la calidad.

Esto de alguna forma “malacostumbra” a los clientes, y hace que aquellos que si se enfocan en ofrecer trabajos de calidad no obtengan proyectos como debe ser, porque algunos le huyen a estos trabajadores y prefieren pagar menos por más, pero con terrible calidad y resultado.

No todo está perdido, repito, no es imposible surgir aquí. Gracias a las ideas frescas de empresas internacionales en Perú, se ha podido ir incrementando las oportunidades para los freelancers y también se está haciendo énfasis en crear trabajos valiosos y de buena calidad con buenos presupuestos.

Es un reto que la cultura peruana se vaya modernizando a los cambios en el mundo digital, pero lo bueno es que se está haciendo poco a poco para que justamente las oportunidades sigan apareciendo, es solo cuestión de estar atentos ¡Ánimo!

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza